Infusión de Escaramujo

¿Qué es el escaramujo? El escaramujo es conocido también como rosal silvestre, es una planta medicinal que pertenece a la familia de las “Rosáceas”, y su nombre científico es “Rosa canina”. Es una planta rica en vitamina C por lo tanto es muy útil en los casos en los que hay deficiencia de esta vitamina.

Recta Paso a Paso

Los Ingredientes para 1 taza son:

  • 3 gr de escaramujos secos (frutos del rosal silvestre) que se pueden encontrar a la venta al detalle en farmacias o se pueden recolectar en la naturaleza y dejarlas secar
  • 200 ml de agua (aprox.)

Los pasos a seguir son:

  • Calentar el agua en un recipiente  hasta que hierva y agregar el agua hirviendo a los escaramujos y no al revés.
  • Dejar reposar unos 10 minutos para obtener una dosis eficaz.
  • No endulzar para que no pierda sus propiedades

Tomar esta infusión bien caliente varias veces al día.

¿Como actúa y que parte de la planta se utiliza? Entre los principios activos del escaramujo más importantes podemos mencionar la vitamina C, taninos, pectinas, carotenos, ácidos orgánicos y grasas.

El escaramujo se puede comer crudo y fresco; en ese estado, representa una rica fuente de Vitamina C, solo hay que remover las semillas. Su alto contenido en Vitamina C oscila entre 1700 y 2000 mg por cada 100 gr de escaramujo, así que se convierte en una de las mejores fuentes vegetales de esta vitamina mejor que el kiwi, la naranja y el limón.

Las partes del escaramujo que se utilizan medicinalmente para preparar diversos remedios son los frutos del escaramujo y las semillas.

¿Dónde se puede obtener? Podemos conseguirlo en herbolarios, parafarmacias, tiendas de productos naturales y también en tiendas especializadas online; en diferentes formatos, por ejemplo la planta seca, frutos y semillas secas, polvo, tintura, cápsulas, gotas bebibles, agua floral y en aceite esencial.

Propiedades

Entre las propiedades más importantes se puede señalar que es una planta con beneficios nutritivos, actúa como laxante y diurético suave, es astringente y además fortalece y aumenta las defensas. El escaramujo es ideal para ayudar a subir las defensas del organismo, a la vez que previene de padecer de resfriados y de infecciones.

Tiene, además, propiedades tónicas y es excelente para combatir los estados de agotamiento o debilidad que a veces aparecen cuando se producen los cambios estacionales sobre todo en primavera y en otoño.

Es eficaz también para favorecer el buen tránsito intestinal con lo que se puede recurrir a ella en caso de estreñimiento ocasional. También aconsejado para afecciones tanto de la vesícula biliar como de los riñones y la vejiga.

 Contraindicaciones

Si no se abusa y se toma en las dosis recomendadas por los profesionales, el escaramujo es bien tolerado, ya que es bajo en contraindicaciones.

Sin embargo, está contraindicado para casos de: personas alérgicas o que hayan presentado intolerancia a la familia de las Rosáceas y, como es habitual es mejor no tomarlo durante el periodo de embarazo, durante el período de lactancia y, especialmente en niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *